En periodismo, pueden usarse los modismos o argentinismos comunes


jueves 29 marzo 2018 a las 11:11 am

A propósito de un término usado a manera de sinónimo de masturbación (pajero)  en un titular de edición anterior, debemos reconocer que dicha palabra hasta llegó a ser motivo de polémica en nuestra redacción. Unos la consideraban procaz, de mal gusto, otros divertida y un modismo usado habitualmente, hasta que luego la discusión permitió llegar a la conclusión de que dicha palabra resumía una expresión propia del idioma argentino, por lo tanto un argentinismo, cuyo uso no podía causar daño alguno. Tal vez sí a la ortodoxia del idioma, pero convengamos que el periodismo tiene la amplitud de comunicación a todas las clases sociales y a niveles intelectuales  diversos, y por lo tanto el idioma debe ser sencillo, para nada rebuscado y en oportunidades con términos populares que sean comprendidos por todos los lectores. Existen palabras como por ejemplo boludo,  que se han incorporado al léxico habitual de los argentinos, perdiendo su contenido ofensivo e insultante, para convertirse en un complemento que suele cerrar una idea sin ánimo alguno de agresión.

¿Salimos de farra, o salimos de joda?. ¿Nos enojamos o nos ponemos cabrones?. ¿Nos cagaron o nos estafaron?. ¿Sos débil o calzonudo?. ¿Entró viento frío, o un chiflete?. Y podemos seguir y seguir con el uso de modismos y palabras nuestras que encierran un significado certero que se ajusta al idioma habitual que usamos.

Volviendo al periodismo, El Oeste se ha caracterizado a través de su larga historia por usar palabras simples, comunes, entendidas por todos, que lejos de nivelar para abajo se suman a la costumbre sin presumir una falsa intelectualidad. Escribir para todos… hacer que se entienda, y si en oportunidades alguna palabra transgrede la pulcritud del idioma, valga ese pecado si tiene la capacidad de enriquecer la frase dándole color a lo que se quiere transmitir.

Si alguna vez como tantas veces al resumir en una palabra la claridad de un concepto hemos herido la sensibilidad de alguien, nos remitimos como excusa al desparpajo que hoy tienen medios acartonados y académicos que usan el idioma callejero, el insulto y la diatriba en toda su dimensión, aclarando -eso sí- que lo dicen otros, aunque lo repiten al fin.

Las malas palabras, ¿son malas por naturaleza o es la intención la que las convierte en malas.?. O acaso cuando alguien se saca el QUINI no decimos ¡pero qué hijo de puta!, o ¡qué culón!.

Podemos discutir todo, disentir, hasta convencernos que no tenemos razón, pero si consideramos que el término boludo fue incluido como uno de los términos más autóctonos de Argentina en el IV Congreso Internacional de la Lengua Española realizado en Panamá (2013), está todo dicho.

 



Copyright © 2018 Periodico El Oeste, Carlos Casares | Las Heras y Rivadavia - Teléfonos: (02395) 452646 / 452684 - e-mail: info@periodicoeloeste.com.ar Directora Ejecutiva: Nélida Dandlen de Vazquez | Director Periodístico: Marco Aurelio Idiarte Sitio realizado por desarrollomiWeb