JOSÉ LUIS “ABUELO” TOLOSA. Falleció una gloria de nuestro ciclismo. Estaba entrenando y el camino se le hizo despedida.


jueves 17 mayo 2018 a las 9:03 am

Poniendo el alma en aquello

que se te  vuelve pasión,

vas escribiendo tus sueños

que pueblan tu corazón…

A veces esos anhelos

se te van volviendo adiós

para abrazarte por siempre

en los espacios de Dios…

Los tiempos de la existencia, senderos de la ilusión, que muchas veces en su marcha, se hacen esfuerzo y pasión, van jalonando el camino con nuestro fuego interior, que cual bandera de sueños marca lucha y honor. El ciclista que entrena, en días de lluvia o sol, con viento, frío o calor, pone el alma en su rutina, con sus sueños de Campeón y apoyado en los pedales va amasando su ilusión, para tener en carrera su rendimiento mejor. Quitando horas al descanso, al trabajo o profesión, como jinete del tiempo, sigue corriendo distancias por esos campos de Dios.

Y en ese mundo de dos ruedas, pedaleando hora tras hora, para mantener el estado para la carrera próxima, con el calor en las venas y el alma sudorosa, supo escribir su historia, José, el Abuelo Tolosa. Sin sucumbir al cansancio, de entrenamientos que agobian, desde pequeño hasta grande siguió con la misma historia, pedaleo y sacrificio, deporte, trabajo y gloria, disfrutando con veteranos y acompañando a los de ahora, con cariño y respeto, con consejos y buena obra, por eso se había ganado un apelativo que honra, y por eso aquel “Abuelo”,  con que muchos lo nombran, es abrazo y pañuelo, con que saludan su historia.

Y así como en el deporte lo fue en su vida toda, como amigo, pecho tibio como el sol  de las auroras, donde encontraba cobijo el que anda buscando sombra y con la mano extendida para el favor y la necesidad, porque el que golpeaba su puerta para pedir una ayuda, tenga la seguridad que siempre la encontraba abierta, sin tranca ni cerradura. La yugaba  como su pasión lo indica, poniendo su corazón en taller y bicicletería, que estaba instalado, allá, detrás de la vía. Y que era muchas veces lugar de encuentro donde el cariño reunía a un puñado de amigos a matear todos los  días, y donde en los recuerdos lucían, aquellos gratos momentos de las justas deportivas, donde copas y trofeos completaban las vitrinas y los títulos de Campeón, eran sol de medio día. Y ya casi retirado, porque el cuerpo lo exigía, su amor a la bicicleta, lo hacía entrenar un poco, porque siempre alguna corría y no era cuestión de andar dando ventajas,  cosa que no permitía, y como por todos lados anuncian a la “Doble Mocte-zuma”,  hay que hacer el esfuerzo de aflojar carrocería… Y esa tirada del viernes, se volvió despedida…. Y así, José Luis Tolosa, “Abuelo”, como le decían, se nos fue camino al cielo con nuestras lágrimas sentidas. Por eso en el postrer camino, hacia su destino final, integraban el cortejo, como pañuelos de adiós, sus compañeros ciclistas, montados en sus bicicletas y con su atuendo mejor, como nietos que despiden a su abuelo inmortal.

Esto no es una crónica, ni noticia, ni funeral, es un reconocimiento y un detallar momentos de la vida y su historial, de un amigo que se va… Para José Luis Tolosa que fue un campeón de verdad!!!

 

JUAN DOMINGO ONDANO

 



Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

You must be logged in to post a comment.

Copyright © 2018 Periodico El Oeste, Carlos Casares | Las Heras y Rivadavia - Teléfonos: (02395) 452646 / 452684 - e-mail: info@periodicoeloeste.com.ar Directora Ejecutiva: Nélida Dandlen de Vazquez | Director Periodístico: Marco Aurelio Idiarte Sitio realizado por desarrollomiWeb