La sensación de estar en Disneylandia y no tener destino


viernes 14 septiembre 2018 a las 4:06 pm

El Oeste tiene un amplio abanico de lectores, vecinos de clase media baja, algunos pobres, ¿por qué no?, comerciantes, universitarios, empresarios, empleados, docentes, muchos jubilados, etc. En una palabra, lo que aquí comentemos sobre la situación económico-política por la que está atravesando el país, dejaría conformes y satisfechos a unos, seguramente disconformes a otros y tal vez muchos leerían lo escrito con indiferencia o no lo leerían.

Tenemos un país de profundas diferencias. La tan mentada grieta que no es nueva pero que en los últimos tiempos es demostrativa de la realidad nacional.

Hay un sentimiento generalizado que atraviesa a la mayoría de los estratos sociales, que las cosas se están haciendo mal, muy mal. Como reza un antiguo dicho, no dan pie con bola, y mientras tanto sube el nivel de la pobreza, baja el poder adquisitivo de los salarios, cierran las pymes, aumenta el desempleo, los jubilados no pueden subsistir, los comedores están atestados de niños a los que en su casa no pueden darles de comer y mientras tanto vemos una suerte de alquimia económica y política que transita entre errores que nos endeudan cada vez más, que vacían las arcas del Banco Central, y que presagian más pobreza, más privaciones, menos de todo.

Se habla de milagros con movidas que no mueven nada y mientras tanto los mercados no responden, las inversiones no vienen, miles de millones de dólares de argentinos descansan plácidamente en el exterior, y el tan mentado acuerdo de las fuerzas políticas para conformar un proyecto superador que nos permita salir, se hace imposible porque nadie, ninguno, acepta sus errores y pone al país por delante de sus apetitos, ideología, color partidario, y actúa con patriotismo y verdadera vocación política.

Y entre tanta desazón vemos que un alto funcionario, Mario Quintana (de Farmacity), al que se le atribuyeron poderes omnimo-dos en su asesoramiento al Jefe de Gabinete Marcos Peña, se despidió del gobierno con un poema budista, y a la vocinglera Lilita Carrió hablando de pistolas y muertes en la Rosada, dejando la sensación de que estamos en Disneylandia y no tenemos destino.

 



Copyright © 2018 Periodico El Oeste, Carlos Casares | Las Heras y Rivadavia - Teléfonos: (02395) 452646 / 452684 - e-mail: info@periodicoeloeste.com.ar Directora Ejecutiva: Nélida Dandlen de Vazquez | Director Periodístico: Marco Aurelio Idiarte Sitio realizado por desarrollomiWeb