Escribe Prof. Daniel Lombardo


domingo 13 enero 2019 a las 4:41 pm

A 112 Años de la Declaración de la Autonomía 8 de Enero de 1907 (2º Parte)

El Pueblo Maya fue creciendo con vigor, basado en la tenacidad de una comunidad que poco a poco dejaba su impronta. La férrea voluntad de muchos inmigrantes arraigados en estas tierras, dio origen a las Sociedades Mutualistas, que a pesar de la nostalgia de la lejana madre patria, tomaban conciencia de su nuevo destino y ponían sus esfuerzos en llevar adelante iniciativas para su nuevo futuro.

Así fue que los inmigrantes italianos, mayoritarios en número, se reunieron para dar origen a la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Amor Patrio” el 20 de setiembre de 1894.  Esa primera comisión estuvo integrada entre otros, por los vecinos Agustín Cuzzani, Carlos Colombo, Pedro Malandra, José Minaglia, Antonio Puppulo, Alfonso Vagnozzi y José Varischeti.

Las diferencias regionales y políticas fueron minando el espíritu original y poco a poco se fueron generando divisiones. Después de años de conflictos y enconos, en 1909 se normalizó la situación y una nueva comisión reunificó a los italianos y sus descendientes. La misma estaba formada por Salvador Vita, Juan Abre , Félix Forneri, José Fabris, Félix Pariani, Vicente Dandres y otros.

En el caso de los españoles tardaron un poco más en mutualizarse, pero su organización fue más firme y armónica. Entonces, y  por iniciativa del destacado José Barreras, otros vecinos como José Molina, Juan Solanas, Carlos Arroyo, José Gaich Nogués, Salvador García, Pablo Balsells, Joaquín Iturriza y otros dieron origen a la Sociedad Española de Socorros Mutuos, que pronto se dedicó a los festejos de los acontecimientos históricos y a la organización de las alegres Romerías, de amplia participación popular.

Tanto italianos como españoles se abocaron a la tarea de trabajar en sus sedes que con el tiempo se transformaron en orgullosos y modernos edificios de entonces como el  Teatro Español y el “Giuseppe Verdi”, respectivamente.

Dado que la inmigración judía se hallaba habitando en su mayoría, la Colonia Mauricio en la localidad de Algarrobos, fueron pocos los judíos que se trasladaron al Pueblo Maya en un comienzo, pero el predominio  estratégico de la Estación Carlos Casares atrajo a muchos colonos más que transformados en comerciantes y profesionales, se fueron afincando en torno a la nueva estación del ferrocarril.

Los inmigrantes judíos se organizaron como sociedad mutualista a partir de marzo de 1902 y con el tiempo, y a pesar de serias dificultades económicas, al principio, lograron construir su edificio propio, que es hoy un gran referente de esta comunidad, junto a su cementerio y a los monumentos históricos de Algarrobos. Algunos de sus pioneros fueron Issac Waisman, Amuel Kantor, Simón Repetur, Adolfo Saionz, y Hernán Herscovich, sumándose luego un gran referente como lo era el Dr. Demetrio Aranovich.

Periodismo y Política

Indudablemente  que todo el trabajo comunitario no se hubiese plasmado en la Autonomía de no haber sido por la lucha llevada adelante por los periódicos locales.

Así es como aparece la figura de esa gran personalidad del ámbito local como fue el Dr. Carlos Arroyo, quien , a veces de manera poco convencional, pero muy apasionada, llevó adelante la idea de la Autonomía, a través de sus publicaciones,  como fueron los periódicos “El Eco de Casares” y más tarde “La Voz de Casares”, a los que debemos sumarle “El Imparcial” de José Álvarez de estilo mucho más moderado.

La vida comunitaria y el periodismo llevaron a las autoridades a presentar el proyecto de Ley de Autonomía y es aquí donde aparecen las figuras políticas que promovieron dicha ley y lograron que se aprobara a nivel legislativo provincial.

Fueron Nicolás Robbio y Felipe Espil, quienes  impulsaron el tratamiento de la misma,  que daría la Autonomía a Carlos Casares. La tarea legislativa que se inició a fines de 1906, rindió sus frutos con la sanción de la Ley de Autonomía del Partido de Carlos Casares, el 8 de enero de 1907.

El Pueblo Maya fue perdiendo su nombre, ganado de a poco por el de la estación ferroviaria, pasando a llamarse ciudad y partido de Carlos Casares, con tierras que pertenecían a 9 de Julio y Pehuajó y  en homenaje a un ex gobernador, hijo de  la élite de la sociedad argentina de aquel entonces. Aunque, para ser justos, el nombre de Antonio Maya, sobrevuela en los más alto de nuestra comunidad.

Fuente: Sigwald Carioli, Susana: Historia del Pueblo Maya. Centro Cultural y Biblioteca Popular “José Ingenieros”

Prof. Daniel Lombardo

  1. de la R.: En nuestra edición anterior, en el título de la nota se produjo un error en el aniversario de nuestra autonomía. Debió decir 112 años

 



Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

You must be logged in to post a comment.

Copyright © 2019 Periodico El Oeste, Carlos Casares | Las Heras y Rivadavia - Teléfonos: (02395) 452646 / 452684 - e-mail: info@periodicoeloeste.com.ar Directora Ejecutiva: Nélida Dandlen de Vazquez | Director Periodístico: Marco Aurelio Idiarte Sitio realizado por desarrollomiWeb