Editorial

0

Casares a la búsqueda de tenerlo todo

Los casarenses vivimos en un partido de importantes dimensiones pero con una población reducida que no llega a los 24 mil habitantes, cifra esta considerada menor, teniendo en cuenta los partidos cercanos, caso Pehuajó, 9 de Julio, Lincoln, T. Lauquen, que en su mayoría nos doblan en cantidad de habitantes. No obstante en materia de servicios, salud, seguridad, ocupación, etc. no podemos quejarnos.

Meses atrás, tal vez algo más, el intendente Torchio y su Srio. de Obras Públicas anunciaron que la ciudad iba a tener 100% cloacas, y tal anuncio se cumplió. Ahora hablan de la iluminación y afirman que toda la planta urbana, incluidas calles de tierra, tendrá iluminación LED, y que las calles que no están asfaltadas se convertirán en afirmadas, trabajo que se denomina «estabilizado granular». En el tema salud rozamos la excelencia en servicios y aparatología, tal vez haya requerimientos a nivel de especialistas médicos y la radicación de médicos en la zona rural. En cuanto a seguridad las estadísticas nos colocan en niveles más favorables que nuestros vecinos, si bien es un tema que no se puede descuidar, como tampoco la investigación constante y prolija respecto al ingreso de drogas y su distribución en la ciudad. El tránsito es aún un tema pendiente, registrándose un elevado número de accidentes, especialmente con motos y la secuela de heridos y contusos, registrándose con frecuencia casos de gravedad. La educación es un tema, harían falta algunos profesorados y universidades a distancia que permitan seguir carreras en nuestro medio.

Pero en reglas generales estamos bien, se observa en nuestra dirigencia política y también a nivel de las instituciones un afán de progreso que nos permita tenerlo todo y disfrutar de nuestro verdadero tesoro que es el vivir en una ciudad amable, tranquila, en la que no se registran niveles de pobreza aterradores como en otras comunidades, tampoco vecinos en situación de calle, ni el auge de la delincuencia salvaje que genera miedos y paraliza en muchos aspectos.

Compartir