FUE DIFUNDIDO EN MEDIO NACIONALES

0

El allanamiento en Casares

El espectacular allanamiento realizado el martes en horas tempranas de la mañana por la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en un domicilio de la calle Cecilia Borja de nuestra ciudad, que luego se supo fue fruto de su desafortunado error,  fue ampliamente difundido por medios nacionales.

 Habíamos comentado que una persona llevó una computadora a reparar y el técnico viendo que tenía videos compatibles con pornografía infantil hizo la denuncia policial dando lugar a una investigación. Uno de los videos (no contenía pornografía) provino de una computadora de Carlos Casares, por lo cual hicieron el sorpresivo allanamiento del que hicimos referencia, no hallando absolutamente nada. Fue un error que obviamente le causó un profundo malestar a la familia cuya vivienda fue allanada.

UN JUBILADO DE 71 AÑOS

Según los medios, entre ellos Infobae, el acusado tiene 71 años y fue capturado tras una investigación de seis meses. En su departamento de la calle José Bonifacio encontraron armas y una importante cantidad de videos. Sospechas de una red mayor.

Fueron secuestradas computadoras de escritorio, una tablet, dos celulares, tres filmadoras, un conversor de video VHS a CD, un equipo de radiofrecuencia UHF, afiches y hasta un maniquí de niño vestido con el uniforme escolar propio de una nena, chomba y jumper cuadrillé, fueron algunos de los elementos encontrados en el departamento de dicho jubilado, el que fue detenido en el barrio porteño de Flores, en un operativo a cargo del área de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad.

El expediente está a cargo del Juzgado N°33 del doctor Darío Bonnano. La sospecha contra el jubilado: formar parte de una red de creación y distribución de material pornográfico infantil. 

Además de la importante cantidad de equipos electrónicos, en el departamento de la calle José Bonifacio al 3000 había cartelería, revistas y publicidad del programa de TV infantil Patito Feo así como genitales de látex, cientos de papeles con anotaciones de puño y letra en donde tenía registrados estados de redes sociales, comentarios y contactos de menores de edad.

Con ayuda de las secciones Análisis de Investigaciones Especiales y Ciberdelitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia que dependen del Departamento de Cibercrimen de la policía porteña, desde marzo llevaron adelante una serie de investigaciones que permitieron confirmar que el vecino del barrio de Flores distribuía habitualmente fotos y videos de menores sin ropa o protagonizando escenas sexuales desde su domicilio.

El departamento de Flores no fue el único lugar apuntado. La investigación llevó al juez a otros seis domicilios de familiares y personas con las que el acusado se vinculaba, con supuestas videoconferencias en las que participaban niños y niñas.

Los allanamientos llegaron hasta Trenque Lauquen, donde colaboró la DDI local de la Bonaerense.

Los seis allanamientos restantes fueron en Flores, Versalles, dos casas en el partido bonaerense de Escobar, una en González Catán, y un domicilio de Carlos Casares, partido de Trenque Lauquen (así dice el informe), vinculado a una mujer sospechada de producir pornografía infantil con su propia hija. En el operativo también intervino la DDI local de la Policía Bonaerense.

En la casa del jubilado, cuyo nombre se mantiene en reserva, encontraron también una pistola Bersa 380 cargada con seis municiones y un revólver calibre 38 con la numeración limada. En esos domicilios fueron secuestrados 43 discos rígidos, 8 notebooks, 8 computadoras de escritorio, 6 pendrives, 5 memorias microSD, 9 tablets, 11 celulares, una filmadora, 13 casettes miniDV y un módem.

Esto es lo que informaron los medios, no así los resultados de los allanamientos, que en el caso de Casares fue negativo al comprobarse que no había nada en absoluto que permita comprometer a la familia local con los delitos que se le imputan al pervertido jubilado.

 

 

Compartir