EL CORONAVIRUS Y SU DUDOSO ORÍGEN

0

La importancia de la Salud Pública

Ni siquiera la OMS puede confirmar que el COVID19 tenga por origen la falta de higiene de un centro comercial en la ciudad china de Wuhan. No son pocos los que sospechan de un virus de laboratorio británico con la obvia complicidad estadounidense (Hiroshima, Nagasaki, Dresden, Vietnam, Bagdad avalan estas sospechas). Y si bien puede haber mucha fake news al respecto, tanto de un lado como del otro, lo cierto es que China ya se encuentra en una etapa de recuperación, cosa que no pasa en potencias occidentales, en algunos casos como Italia, España y EEUU por subestimación de la epidemia por parte de las autoridades gubernamentales.

Pero, una vez convertida la epidemia en pandemia, queda demostrado, tal cual lo reafirmara el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que aquellos países que tienen desarrollada la salud pública, son los que cuentan con mejores recursos humanos y tecnológicos para afrontar la crisis viral.

EEUU, la principal potencia mundial, no solo carece de salud pública para los sectores más vulnerables que son muy numerosos, principalmente entre los inmigrantes latinos, africanos y asiáticos, sino que tratan de instalar la idea del “virus chino”, como intentando menguar sus responsabilidades no solo para sus ciudadanos, sino para todos aquellos que anduvieron dando vueltas por su suelo en los últimos días y hoy se encuentran desparramando el virus en sus países de origen.

No sabemos realmente que va a suceder en nuestro país, las medidas que se están tomando son muy importantes y drásticas, pero la toma de conciencia de la ciudadanía es lo que hace dudar de la efectividad de las mismas en el corto y mediano plazo. No obstante de algo podemos estar seguros, a pesar de la vulnerabilidad de amplios sectores de la población debido a la pobreza estructural incrementada exponencialmente en los últimos años, la Salud Pública argentina ha sido y es un ejemplo en América Latina. Y esto se debe, no solo a la excelencia de las universidades públicas de nuestro país, sino a la capacidad y compromiso de los profesionales de la salud, tanto médicos como paramédicos.

Por algo la oferta de estudiantes de países vecinos no solo no ha disminuido, sino que ha aumentado en los últimos años, habida cuenta de la excelencia en la oferta educativa nacional. No sabemos si será una solución, pero estemos bien seguros que será un aliciente. Por lo menos nos encuentra un poco más en guardia ante la irremediable difusión del COVID19 entre nuestra población.

Por Daniel Lombardo

 

Compartir