editorial

0

CISMA EN LA OPOSICIÓN

Actitud noble pero no extraña para quien concibe a la política como una vocación al servicio del bien común

En más de una oportunidad casarenses que se han reunido para hablar de temas de actualidad, en los que no estuvo exento el coronavirus, expresaron su opinión positiva respecto a la comunión de criterios del Presidente de la Nación Alberto Fernández con el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta y el Gobernador de Buenos Aires Axel Kicillof, quienes se mostraban juntos a la hora de anunciar decisiones relacionadas a los distintos estados de la cuarentena. Esa imagen causó gran satisfacción en todo el espectro de la opinión pública, que últimamente estaba tan tocada por la “famosa” grieta que dividía al oficialismo y a la oposición con visiones que parecían de dos países distintos.

Lamentablemente esa coincidencia no se mostró en los exponentes de la política casarense. No hubo declaraciones en conjunto que expresaran pensamientos coincidentes, manteniéndose esa distancia, aunque sin expresiones públicas,  cual si las diferencias fueran tácitas, producto de las veredas en las que militaba cada uno.

Tuvo que ocurrir un cisma en el partido de la oposición, con la decisión de uno de los concejales del HCD, precisamente quien ejercía la presidencia del bloque de alejarse y conformar un bloque aparte, para que quedara expuesto que existían en la oposición diferencias de criterios con relación a los comportamientos que debían exhibir. El que se fue, un halcón, primera espada opositora no veía con buenos ojos ejercer una actitud crítica con las decisiones que tomaba el ejecutivo gobernante, avalado por su opositor en la Capital y el gobernador de nuestra provincia. Una actitud noble pero no extraña para quienes conciben la política como una vocación al servicio del bien común. Y esa revelación habría dejado al descubierto que no sólo él pensaba de esa manera, sino que el germen de ese pensamiento ético anida en algunos de sus correligionarios que no se atrevían a expresarlo.

Quizás en salvaguarda de la unión del grupo opositor puedan negarse algunas de estas conclusiones, pero hay realidades que no pueden desmentirse. Estaría claro que quien se fue no se fue de la política, tal vez lo hizo de la antipolítica. Y esta última frase no tiene que ver con la información, es simplemente una deducción de la cual nos hacemos cargo.    

 

Compartir