¿QUÉ BICHO LE PICÓ A DUHALDE?

0

Lo putearon de izquierda y derecha y hasta los propios militares

Desechó las próximas elecciones y señaló que la situación actual puede terminar en una guerra civil. Reconoció que él también puede estar afectado psicológicamente por la cuarentena. A confesión de partes…

El expresidente Eduardo Duhalde se ganó el rechazo de toda la dirigencia política y social al presagiar desde un panel de TV un escenario golpista, sin elecciones en 2021 y que “puede terminar en una especie de guerra civil”. Desde el movimiento de derechos humanos consideraron sus dichos “de una irresponsabilidad mayúscula” y “en línea con una campaña concertada que busca debilitarnos como sociedad” (ver aparte). El jefe de Gabinete Santiago Cafiero no sólo calificó los dichos como «inapropiados» sino que también aseguró que el próximo año habrá elecciones. Por su lado, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, advirtió que estos dichos «sólo quieren condicionarnos, buscan arrancar concesiones y reducir derechos». Frente a la ola de repudios, que incluyó a dirigentes de la oposición, el exsenador de 78 años relativizó el valor de sus palabras al admitir como “muy posible que yo también esté afectado psicológicamente” por la cuarentena.

 “Es ridículo que piensen que el año que viene va a haber elecciones ¿Por qué va a haber elecciones?”, planteó Duhalde el lunes a la noche en América TV. Añadió que “entre 1930 y 1983 hubo 14 presidentes militares” y que “quien ignore que el militarismo se está poniendo nuevamente de pie en América no conoce lo que está pasando”. “Sabemos que Brasil es un gobierno democrático cívico-militar, sabemos lo que es Venezuela, lo que es Bolivia, sabemos que en Chile quedan como factor de poder los carabineros, como antes, y el ejército”, continuó. “No se puede seguir así, para que haya elecciones tienen que ser consensuadas (sic) y borrar estas cosas que no sirven para nada», dijo en referencia al proyecto de reforma judicial que debe tratar el Congreso. “No digo que Alberto Fernández vaya a sufrir un golpe”, relativizó luego, aunque insistió en que “Argentina corre el riesgo porque este es un desastre tan grande que no puede pasar nada bueno”. Vaticinó que la actual “es la más compleja de las presidencias” y que “se va a generar un clima peor al ‘que se vayan todos´» de 2001 «ya que puede terminar en una especie de guerra civil”.

La respuesta oficial

“Las Fuerzas Armadas están absolutamente integradas al sistema democrático”, destacó el ministro de Defensa, Agustín Rossi. Luego aseguró que «un golpe de Estado es un escenario absolutamente improbable”, escribió al destacar la subordinación de las fuerzas armadas. “Tengo trato diario con la realidad militar y es imposible que un escenario de estas características tenga lugar”, añadió. “Lamento las expresiones del expresidente. Constituyen comentarios fuera de época”, comunicó el general Juan Martín Paleo, jefe del estado mayor conjunto, quien reafirmó “el compromiso” de los uniformados con la Constitución. La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, reivindicó “la democracia y el Estado de Derecho” y destacó que “todas las instituciones del Estado que consolidamos desde 1983 están comprometidas con la promoción y el fortalecimiento de la Constitución».

 

 

 

Compartir