LAMENTABLE NOTICIA

0

UN MATRIMONIO AL QUE DEVORÓ EL COVID

Antes de declararse la pandemia, Marcela Ávila y Oscar Bringiotti eran una pareja común y corriente, él policía jubilado de 63 años y ella también inactiva, de 56 años, disfrutando ambos de la pasividad de su condición, hasta que el virus maldito se asomó a sus vidas. Para la señora fue tan solo un trámite, ella sufría de EPOC, y en tan sólo dos días dejó este mundo, mientras que su esposo también contagiado, resistió un poco más, pero se rindió ante la fatalidad sumándose a su esposa. En pocos días el mal deshizo un matrimonio que de otra manera hubiera disfrutado de la vida muchos años más. Una verdadera tragedia que debería alcanzar a todos aquellos que desafían al mal creyendo que son invulnerables . 

 

Compartir