QUISO QUE ENTERRARAN SUS CENIZAS EN LOS PAGOS DE SU IDOLO ROBERTO MOURAS

0

Los alcances sentimentales que puede llegar a tener un ídolo deportivo son ilimitados, se mezclan amor y pasión de tal manera que el amor por el ídolo es tan poderoso como el amor por los hijos o su compañera/ro

El  domingo, un grupo de vecinos de General Rodríguez  llegó a nuestra ciudad para cumplir con el deseo de Osvaldo Tórtola, un fanático de nuestro querido Roberto Mouras, que en vida siempre les dijo a sus familiares que su deseo era que cuando él falleciera lo enterraran en la ciudad de Mouras y así poder descansar junto a su máximo ídolo.

El Oeste se entrevistó con su esposa Elisa Brabllard y esto nos dijo: “Si, ayer estuvimos en el monolito de Roberto Mouras del cual mi esposo fue fanático desde muy chico siguiéndolo a todos lados y en dos ocasiones tuvo la oportunidad de charlar con él. También lo siguió a «Patita» Minervino. Era un fanático de Chevrolet.

Realmente mi esposo fue un tipazo, muy querido por sus amigos, quienes lo acompañaron hasta último momento,  y bueno ayer (por el domingo) lo acompañaron a su última morada, ya que él siempre decía: “ cuando yo no esté más en éste mundo quiero que me cremen y lleven a Carlos Casares porque ahí también descansa mi ídolo de todo la vida”,  y no podíamos menos que cumplir con su deseo. EL 20 de diciembre falleció de un infarto masivo, estaba mirando televisión y así se fue y lo que me da tranquilidad es que no sufrió nada. Fiel a su deseo el domingo pudimos hacer esa pequeña ceremonia, queremos agradecer mucho a  Patricio Vicente y su esposa Liz Bianchi, quienes nos ayudaron un montón e incluso nos intercambiamos teléfonos y ella nos regaló una imagen de Roberto realizada en mozaiquismo que es lo que ella hace. Realmente estamos muy agradecidos a Patricio y Liz por como nos brindaron su cariño sin conocernos”.

-A que sé dedican ustedes?

-Nosotros tenemos un negocio de repuestos de autos acá en General Rodríguez el cual se llama Flecha de Plata por el auto que corría Fangio.

El deseo de Osvaldo se ha cumplido, sus restos descansan al pie  del monumento de quién fuera su ídolo máximo, el querido “Toro” Mouras.

Silvio Vicente   Especial para El Oeste.

Padre e hijo en la casa de repuestos Osvaldo Tórtola y Mariano Tórtola

 

Compartir