EDITORIAL

0

EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES HABRÍA QUE VOTAR CON BARBIJO

Si el título de este escrito pareciera demasiado irónico, debemos una explicación. A lo sumo podríamos decir que es metafórico. El barbijo protege, era hasta que vinieron las vacunas la mejor y única protección.. ¿Para qué puede servir el barbijo en una elección de candidatos políticos?. Continuando en el plano metafórico, puede servir para no contagiarse de aquellos que quieren capitalizar la pandemia de Covid con fines políticos.

Procuremos que el acto democrático de elegir los candidatos que nos gobernarán desde el cuerpo legislativo lleguen a sus bancas desprovistos de toda especulación sanitaria. Que nuestro voto tenga que ver con la historia de todos nuestros días, no de una circunstancia trágica como la pandemia, que, esperemos, en algún momento deje de existir.

Con suerte y con orgullo podemos decir que hasta el momento el tema de la peste se manejó muy bien, pero desvió hacia ella todas las energías políticas, postergando obras y proyectos, pese a que igual la máquina de las obras públicas no se detuvo, sino que se ralentizó, limitándose a lo más necesario.

Con el barbijo, sin temor al contagio, podremos elegir bien, con la mirada puesta en el futuro, no en este presente al que debemos derrotar.

Que asuman en el recambio ciudadanos con una visión amplia y enriquecedora, no fiscales de una circunstancia, con mirada corta, que viven el día a día incapaces de proyectar y aportar lo mejor de sí mismos, que si se proponen puede ser mucho.     

 

Compartir