EDITORIAL

0

EL DIA DEL MAESTRO:  Sarmiento y la educación pública

Si bien la figura de Domingo Faustino Sarmiento genera fuertes controversias entre las distintas corrientes historiográficas argentinas, hay un punto en el cual no existen esas diferencias y es el referido a la educación pública. No podemos decir que haya sido el gran precursor de esta porque uno de los padres de la patria, el mismísimo Manuel Belgrano, ya lo había pregonado en los albores de la libertad.

Pero es indudable que el sanjuanino puso todo el fervor que tenía para darle impulso a un sistema que necesitaba de profesionales para llevarse adelante. Y así lo hizo trayendo maestras desde EEUU, país al cual admiraba, no solo por su constitución sino también por su sistema educativo.

De esta manera nuestra patria se convirtió en pionero de la educación pública de América Latina, prueba de ello fueron la inmensa cantidad de escuelas que se crearon y las universidades que se convirtieron en fuentes de altos estudios para ilustrar y promover la investigación científica.

Pero nuestro país, con sus vaivenes políticos y económicos, a los que se le suman la difusión de ideas neoliberales, que atentan contra la consolidación de esa educación pública, se encuentra en un proceso que debe revisarse profundamente, a fin de ver que tipo de educación queremos para nuestros jóvenes.

La misma debe ser inclusiva como se pregona actualmente desde las esferas gubernamentales, pero eso no significa ir en desmedro de la calidad, porque precisamente fue este el aspecto que le dio valor a la educación argentina.

Es en este punto donde no solo los gobernantes deben asumir las mayores responsabilidades, sino también los actores del universo educativo, vale decir los docentes y los gremios que los representan como así también los alumnos y sus familias.

Es con el compromiso de TODOS, que se podrá lograr que la educación vuelva a ser el ejemplo a seguir, como otrora lo fuera, no solo para nosotros, sino para el mundo. 

 

Compartir