LAMENTABLE NOTICIA

0

FALLECIO “MUELA” TALLARICO

¿Un genio de las financias?, ¿Un Rey Midas que todo lo convertía en oro?, ¿Un simple cuevero al que le gustaban las mujeres hermosas y los casinos?, ¿Un hombre generoso que no sabía decir no?. Era eso y mucho más, la verdad la sabía solo el.

Creíamos que el corazón de Walter “Muela” Tallarico era demasiado fuerte. Capaz de soportarlo todo, es que su vida y “hazañas», todas adjudicadas al embuste colectivo, lo hacían un personaje que todo lo que tocaba se convertía en oro, que hacía equilibrismo en la cubierta del Titanic (filo de la ley), que como se dice para calificar su audacia y talento, lo hacían capáz de jugar a la mancha con los Jumbos.

Pero no, hombre de carne y hueso cayó víctima de un infarto el martes por la noche cuando cenaba con su sobrino, el ingeniero Mauro, en un restaurante de la capital.

La noticia de su fallecimiento se tiñó de asombro e incredulidad. Una posibilidad que no contemplaban para el “Muela”. De tantas historias la de la muerte era impensada. Se hablaba que se movía entre millones, que burlar a la Afip era para él como quitarle el caramelo a un niño. Que el privilegio de disfrutar de hermosas mujeres no tenia secretos para él, y que los codos de alguna ropa lucían gastados en las mesas de los casinos. Después un hombre sencillo, de poco hablar, con amigos de mesas de café, dos teléfonos al estilo cow boy , a los que estaba eternamente enganchado.

¿Era un hombre común que se levantaba a las 08 de la mañana y retornaba a su casa ya de noche?. No , pero cuando estaba en su casa le encantaban los amigos, salir con Vicentito, su padre y disfrutar de la comida materna. ¿Es todo eso interesante?. Por supuesto que no, lo otro, lo que lo hizo famoso en Capital, eso sí, aunque sean fábulas que pocos podrán corroborar pero nadie se preocupaba en desmentir.

Su fallecimiento enluta a una querida familia de nuestro pueblo, que si se callan los cantores se podrá resignar con mayor prontitud.

El Oeste acompaña a la familia Tallarico en su pesar y les desea la mayor entereza para sobrellevar tan dolorosas circunstancias. 

UN FALSO TÍTULO EN FACEBOOK
Lamentablemente un sujeto que evidentemente no quería a Tallarico, e incapaz de poner su nombre en un agravio, usó falsamente el logo de El Oeste para atribuirle su autoría. El Oeste hasta ahora y menos con agresiones, nunca había escrito una palabra de Walter Tallarico, salvo aspectos pintorescos de su vida, porque de él conocía lo que todos los vecinos. EN VERDAD, NADA. Las redes sociales sirven para eso, la infamia y el anonimato están a su disposición. Se trata de un pobre tipo o tipa que no se animó a hacerse cargo del insulto y se lo atribuyó a El Oeste. Nos conformaríamos con que su familia a quienes apreciamos mucho y le expresamos nuestras condolencias, no nos crea capaces de escribir ese infundio.

 

Compartir