JORGE “CURITA” CÓRDOBA,

0

20 AÑOS NO ES NADA

El 7 de mayo cumplió 20 años como Contador Municipal el “Curita” Córdoba. Y esto no es poco para un funcionario de semejante responsabilidad y bajo la conducción de gobiernos de distintas ideas políticas.

Esto significa que cuando un funcionario técnico es bueno , todos los gobiernos pueden aprovechar su profesionalismo.  Es lo que ha sucedido con el Contador Córdoba, quien comenzó nombrado por “Cacho” Andreoli, luego fue confirmado por “Peli” Foglia y su sucesor “Lucho ”Seraci. Cuando el gobierno municipal cambió de signo política, el nuevo intendente, Walter Torchio, lo reafirmó en su cargo, actitud que también tomó Daniel “Polaco” Stadnik, actual jefe comunal.

Adolescencia, fútbol y Estudiantes

Sus años adolescentes en el club Atlético formando parte de una barra que jugaba a todo, lo que se pueda jugar en un club, le dejó el sobrenombre que lo acompaña hasta hoy y por el que lo conocen todos, «Curita.» Y  se debió a un corte de pelo que le hizo su padre, que, como peluquero era un buen mecánico.

A partir de allí las cargadas se transformó en el sobrenombre que lo acompaña.

Y llegaron las pruebas futboleras en los equipos de las grandes ciudades.

Aprobado en Vélez pero negativa de su padre para irse solo a la Capital.

Hasta que apareció Estudiantes, un tiempo de entrenamiento, fichaje en sexta y a mudarse a La Plata para terminar el secundario en la Escuela de Comercio.

El título de Contador Público Nacional

El ingreso a la Universidad de La Plata  le abrió un panorama con gran futuro. Con mucho sacrificio, entre el fútbol, algunos laburitos y la carrera universitaria, fue forjando su futuro.

Ya recibido se quedó viviendo en La Plata, puso su estudio y una imprenta, pero hace veinte años surgió la posibilidad de “volver al pago”. Lo hizo y acá lo tenemos.

Los que lo conocemos sabemos de su hombría de bien en todos los órdenes, con su familia, en su trabajo y con el fútbol que tanto ama y que le ha granjeado innumerables amigos.

Que sea siempre así, que nunca cambies “Curita” querido.

Daniel Lombardo

 

Compartir